Inicio > Historia > Nancy Spungen, la Julieta del punk

Nancy Spungen, la Julieta del punk

Físicamente no parecía cumplir con la estética de belleza ni poseía el glamour que se le presuponía a una groupie – al estilo de Sable Starr, Bebe Buell, Marianne Faithfull… – pero tenía algo distinto que le hacía ganarse la confianza de los músicos más afamados del momento, lo cual parecía suficiente para estar cerca de sus ídolos.

Cuándo los New York Dolls se separaron […] una noche nos reunimos unos cuántos en casa de mi madre y llamamos a Arthur (“Killer” Kane, bajista de los Dolls) […]. Esa fué la noche en la que Nancy me contó su gran plan de ir a Londres y conseguir una aténtica estrella del rock

Edith Polk en Por Favor Mátame: La Historia Oral del Punk

 

Nancy Spungen aterrizó en Londres procedente de Nueva York y, de inmediato, se dirigió a Kings Road. La primera impresión que se tiene de una persona, según dicen, casi siempre suele ser la más acertada. Malcolm McLaren realata así – en la biografía de Sid Vicious. El icono salvake del punk – su primer encuentro con aquella oxigenada rubia:

 

Un sábado por la mañana apareció una chica americana […] tenía una pinta muy extraña  […] se dirigió al mostrador: “¿Conoces a Jerry Nolan? ¿el batería de los Heartbreakers?  […]. Siguió con una seguridad aburrida […] que sólo los americanos parecen poseer. […] ¿Quién era esa tal Nancy? Llamé a algunos amigos de Nueva York. Descubrí que era una adicta a la heroina. Y que causaba problemas. En Nueva York mis amigos me dijeron que estaban contentos cuándo ella se fué que hicieron una fiesta para celebrarlo.

 

Según cuentan su primer objetivo era Johnny Rotten quién a su vez, quizás en un intento desesperado por librarse de ella, se la presentó al bajista de su banda, introduciéndole presumíblemente aún más en una espiral de excesos de la que no saldrían jamás.

Es la primera en ser señalada cuándo se comienza a hablar de las causas de separación de los Sex Pistols, de inculcarle Sid Vicious la fantasía de que él era la estrella y no necesitaba al grupo para nada, de llevárle a Nueva York con la utopía de transformarle en la estrella que nunca sería sin la colaboración de Rotten, Jones y Cook.

La Julieta shakesperiana del punk murió el 12 de Octubre de 1978 en el Hotel Chelsea presúntamente acuchillada por Sid Vicious cuándo sólo contaba con 20 años. Como su Roméo, ella también vivió deprisa y murió joven.

  

Anuncios
Categorías:Historia Etiquetas: ,
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 17 agosto 2014 en 21:08
  2. 29 diciembre 2014 en 16:11
  3. 30 diciembre 2014 en 17:38
  4. 7 enero 2015 en 17:49
  5. 1 septiembre 2015 en 2:13
  6. 3 septiembre 2015 en 23:23

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: