Archivo

Posts Tagged ‘Led Zeppelin’

Led Zeppelin IV (1971) Led Zeppelin

Cada cual tendrá su propia opinión acerca de cual es el mejor álbum de los calificados Dioses del Rock. Si hacemos caso de la prensa musical y demás comparaciones hechas con otros trabajos, con éste Led Zeppelin IV el grupo alcanzó la magnificencia y la perfección, tanto en sonido como las canciones que hay en su contenido.

Conocido en la jerga popular de ésta forma numérica, para continuar el orden cronológico de su discografía hasta ese momento, lo cierto es que se decidió que saliese tal cual a la venta (sin título) como respuesta a la acogida poco esperada de su anterior álbum, en el cual la crítica especializada esperaba un sónido más potente acorde con las expectativas suscitadas.

Led Zeppelin IV fué publicado en Noviembre de 1971 bajó el sello Atlantic, y para los que dudaban del grupo, facturando 15 millones de discos lo que terminó por transformarlos en leyendas.

LED ZEPPELIN – LED ZEPPELIN IV (1971)

  1. Black Dog
  2. Rock and Roll
  3. The Battle of Evermore
  4. Stairway to Heaven
  5. Misty Mountain Hop
  6. Four Sticks
  7. Going to California
  8. When The Levee Breaks

 

Categorías:Discos Etiquetas:

Led Zeppelin. Aquellos Dioses que desafiaron al destino

8 marzo 2010 2 comentarios

Cada persona tiene sus, respetables, gustos musicales. Puedes ser un gran fanático de alguna banda y no ver más allá de su música u opinar que otras se han subido al tren de la oportunidad que da una determinada nueva ola en un momento concreto.

En lo que, sino todos pero si un enorme porcentaje, estamos casi de acuerdo es en que Led Zeppelin es la mayor banda de rock de todos los tiempos. Su grandeza se ha ido transmitiendo generacionalmente, y lo seguirá haciendo. Místicamente, podría decirse que el destino quiso unir a Robert Plant, Jimmy Page, John Paul Jones y John  Bonham para que así fuese.

Conseguir grabar un disco en apenas una semana y vender diez millones de copias sólo puede hacerlo una banda destinada a marcar un hito en la música. Y si con el segundo, Led Zeppelin II, consiguieron destronar del número uno el mítico Abbey Road de The Beatles, entonces  era obligatorio girar la cabeza y ver que estaban haciendo aquellos cuatro tipos.

Quizás el destino también preparó su disolución en 1980 cuándo, tras dar cuenta de gran cantidad de vodka, John Bonham falleció. Ninguno podía ser reemplazado y eran conscientes que, sin la formación original, no merecía la pena continuar.

El destino tuvo que preguntarse a si mismo muchas veces, después de aquel 1980, si eran realmente el mejor grupo de rock que hubiera pisado jamás un escenario y, como sólo el tiene el poder de fijar días, años y lugares, decidió llevarlo a cabo.

El 10 de Diciembre de 2007 Led Zeppelin reaparecieron en Londres – y con Jason Bonham, hijo de John, a la batería… hasta ahí fue capaz de llegar el destino – para dar un concierto que reunió a 20.000 personas y confirmarlos, por si había duda, como Dioses del Rock.

Fué cuándo el destino tuvo que rendirse entonces a su más peligroso enemigo. La obviedad.

Categorías:Historia Etiquetas: , ,

No es lo mismo ser una leyenda que un mito. Jimmy Page.

9 febrero 2010 3 comentarios

Para la mayoría de los melómanos (entre los que me incluyo) es y será siempre una de las figuras más influyentes de todos los tiempos y, cuándo en las escuelas se estudie como asignatura obligatoria Historia del Rock (Inicios y Desarrollo del mismo),  estará presente como uno de los pocos capaz de transmitir sensaciones con una guitarra en la mano.

Jimmy Page estaba destinado a ser parte de la Historia como miembro de la que para muchos, en concepto global y absoluto, es la mejor banda de rock de todos los tiempos: Led Zeppelin.

Concierto tras concierto, Led Zeppelin iba creando su propia leyenda, mientras Jimmy Page, casi siempre agachado, con su enorme mata de pelo tapándole la cara, perfilaba su propio mito. 

Su interpretación en Starway to heaven, está considerado como el mejor solo de guitarra de todos los tiempos, una pieza al alcance de unos pocos y que sirvió de guía en el uso de la guitarra de doble mástil a alumnos como Eddie Van Halen.

Era, ante todo, un innovador que añadió elementos a simple vista inútiles, pero que, visto en retrospectiva sólo podían ocurrírsele a él. Y es que, en esos maravillosos años setenta, a ningún guitarrista se le hubiera ocurrido utilizar el instrumento como chello. Segúramente por que su público lo hubiese considerado blasfemo….

… Claro que, Jimmy Page, tenía esa innata capacidad de transformar lo blasfemo en una obra maestra de valor incalculable.

Categorías:Historia Etiquetas: ,